I Edición
Crítica de Cine: Intocable

Intocable

  • Título: Intocable
  • Título Original: Intouchables
  • Olivier Nakache, Eric Toledano
  • 2011
  • Francia

Imagina que eres un joven inmigrante de un barrio marginal recién salido de la cárcel. Estás colmado de problemas familiares y tu madre te ha echado de casa. Puedes resignarte a pasar las noches viendo escapar el tiempo junto a otros muchachos que comparten tus miserias y tener el subsidio por desempleo como máxima aspiración…
O bien puedes aventurarte a trabajar en un mundo totalmente opuesto al tuyo. Experimentar un estilo de vida que no está diseñado para ti. Establecer una amistad con un carcamal en silla de ruedas, con quién tendrás la oportunidad tanto de aprender como de enseñar.

Imagina que eres un adinerado aristócrata que perdió la movilidad de su cuerpo en un accidente de parapente. Además, desde que tu mujer no está, todos los placeres que rodeaban tu vida no te reconfortan. Tienes la opción de encerrarte en tu mansión autocompadeciéndote y malgastar los días con la sola compañía de tus discos de música clásica…
Pero también puedes arriesgarte a contratar como tu asistente personal a un joven perdedor por el que nadie apuesta. Alguien para compartir un enfoque vitalista de la adversidad y para reírte de la desgracia.

Imagina que eres un director de cine y quieres realizar una película sobre un caso real que viste en un documental hace unos años. En la historia se mezclan la discapacidad, la soledad, el rechazo, las clases sociales marginales, etc. Puedes enfocar tu filme hacia el sentimentalismo barato. Abusar de la cámara lenta, los primeros planos de ojos llorosos y la música pausada de un piano…
O puedes hacer como Olivier Nakache y Eric Toledano. Es decir, abordar la difícil tarea de construir un guión que abogue por la dignidad personal y la amistad sin fronteras resultando además tremendamente divertido. Elaborar un canto positivista a la vida que sirva para demostrar que por el mismo esfuerzo vale más la pena reír que llorar.

Imagina que eres un espectador y quieres disfrutar de una buena película en el año 2012. Puedes comprar tu entrada para uno de los cuatro o cinco remakes que hay en cartelera. Puedes decidirte por ese producto con guión de parvulario que pretende atraer clientes con el 3D. O quizás prefieras la enésima cinta romanticona pensada para niñas en la edad del pavo…
Aunque, también puedes elegir una película diferente. Una que no te suena por las megaestrellas de su reparto, ni por ocupar todos los carteles en las paradas de autobús. Una película valiente, sincera; de las que escasean cada vez más por nuestras salas. Una película que hace tener fe en el cine moderno. Una película como Intocable.

2 Comentarios

  1. Este es el tipo de crítica que me gusta a mí. Esa síntesis entre creación y comentario. Gran trabajo. No pierdas esa sensibilidad en tu escritura.

    1. Muchas gracias regocigopordoquier. Siempre es grato ver reconocimiento en lo que haces. Me alegra que te haya gustado.

Deja un comentario