I Edición
Crítica de Cine: De irracional y de razones

De irracional y de razones

  • Título: Irrational Man
  • Woody Allen
  • 2015
  • EE.UU.

Si algo tiene de peculiar Woody Allen es su inagotable excentricidad, además de que es el genio absoluto de la comedia –con permiso de los Hermanos Marx– y sabe como inmiscuirla en cualquiera de sus películas. Precisamente ambas cosas quedan demostradas en su último largometraje, Irrational Man (2015).

¿Qué es lo mejor del film? Noventa y seis minutos viendo como Joaquin Phoenix (Her, The Master) borda su papel encarnando al protagonista, Abe Lucas, un irresistible profesor de filosofía en plena crisis existencial, que encuentra de nuevo el sentido a sus días tras asumir el mayor reto de su vida. Todo ello acompañado de la siempre plana actuación de Emma Stone (Birdman, The Amazing Spider-Man), que no abandona su registro de niña buena y formal, e interpreta a Jill Pollard, estudiante de Filosofía y, pronto, la mejor “compañía” para Lucas.

Tintada de una estética clásica y pausada, lejana al melodrama, similar a la que pudimos ver en Magia a la luz de la luna (2014) o en Midnight in Paris (2011), los acontecimientos se van sucediendo en orden lineal y a cuentagotas, dejando que sea el espectador quien advierta el siguiente paso justo antes de que se lleve a cabo. Irrational Man es otra de tantas películas dirigidas por Woody Allen, una nueva candidata a optar al mísero aprobado para alguien que en la segunda mitad del siglo XX cosechaba obras maestras. Con una temática discreta para el siempre desequilibrado director de Misterioso asesinato en Manhattan (1993), el film se ve compensado gracias a un guión elaborado en torno a la doble moral y al valor para llevar la teoría a la práctica.

En palabras de Kant, “en un mundo irracionalmente moral no hay sitio para la mentira”, paradójicamente contrario a lo que piensa el profesor Lucas; a quien Allen tacha de hombre irracional, a pesar de ser, en mi opinión, uno de sus personajes más cuerdos. ¿Será ironía o es que el de Brooklyn habla en primera persona con este título?

Deja un comentario