I Edición
Crítica de Cine: Shyamalan “a veces no ve muertos”

Shyamalan “a veces no ve muertos”

  • Título: La visita
  • Título Original: The Visit
  • M. Night Shyamalan
  • 2015
  • EE.UU.

Cuando se ha experimentado el terror psicológico y la profunda intriga que suscitan películas como El sexto sentido (1999) o El bosque (2004), resulta imposible escuchar el nombre de quien las firma, M. Night Shyamalan, sin relacionarlo con, al menos, un par de noches sin dormir. Su último largometraje, La visita, que aterrizaba en nuestro país el pasado mes de septiembre, no solo no consigue provocar pesadillas, sino que se duerme entre las más absurdas carcajadas.

Si bien es cierto que no siempre hacen falta asesinatos en extrañas circunstancias, desapariciones o muertos, un tanto insistentes, para hacer nacer el miedo en las entrañas del espectador; sí lo es que Shyamalan es uno de los grandes del género de terror, precisamente por su acercamiento a éste sin alejarse de la realidad. Una realidad que pierde todo rigor en el papel interpretado por Deanna Dunagan, una entrañable abuelita, demente y totalmente desequilibrada al caer el sol, que acoge, junto a su marido (Peter McRobbie), la llegada de sus nietos –a los que ambos no conocen– para pasar una semana en la casa donde se crio su progenitora (Kathryn Hanhn).

Cinco personajes y un mismo escenario; relaciones de parentesco familiar y traumas pasados que desembocan en sus presentes; mezclados con la exageración propia del humor negro y salpicados con la exasperación que suscita un final que no llega –y que por supuesto, decepciona–, hacen de La visita una película que se queda a las puertas. Un film soso e inclasificable que aguantas, no tanto por la esperanza en un desenlace sorprendente, sino por el entretenimiento traído de la mano de sus dos protagonistas, Ed Oxenbould (Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso) y Olivia DeJonge (The Sisterhood of Night), Tyler y Becca, respectivamente. Un niño rapero, obsesionado con los gérmenes y las enfermedades, y su hermana, una adolescente especialmente madura para su edad, que sueña con convertirse en una talentosa directora de cine documental. Juntos se las verán y se las desearán para mantener la calma ante las más absurdas rarezas propiciadas por sus abuelos, a los que, todavía, no conocen.

Deja un comentario